AFFILIATES










ESPN Network:  ESPN.com |  NFL.com |  NHL.com |  ABCSports |  EXPN |  FANTASY
 

Batalla campal
By Álvaro Martín
Relator de Monday Night Football en español

¡Qué partidazo!

No sólo es el choque entre Bucs y Rams la revancha de la final de la NFC del año pasado el 23 de enero del 2000 -un partido tenso, de baja anotación, que por fin fue definido por la primera recepción anotadora de la cuarta opción aérea del equipo, Ricky Proehl- sino que el encuentro adquiere el drama adicional de ser un partido casi de eliminatoria. Tampa Bay y St. Louis poseen marcas idénticas de 9-5, lo que significa es que el perdedor estaría en una cuerda floja peligrosísima.

Ambos equipos comenzaron como favoritos para reencontrarse en la final de conferencia una vez más este año. Al iniciar la temporada, bajo interrogatorio de la prensa hispana, pronstiqué (en contra de mi voluntad, los vaticinios me parecen un poco inútiles) que los Buccaneers ganarían el Super Bowl. Al sufrir cuatro derrotas consecutivas a fines de septiembre y en octubre, sus posibilidades estaban en la sala de cuidados intensivos. Pero han reaccionado, ganando seis de sus últimos siete compromisos para llegar a esta posición.

LOS RAMS BAJO PRESIÓN
Los Rams comenzaron cumpliendo su promesa de que mejorarían como equipo a la ofensiva. Pero al lesionarse Marshall Faulk y luego Kurt Warner, la ofensiva cascabeleó y perdieron tres en línea. Después del partido de Tampa Bay, los Rams tienen que viajar a New Orleans, equipo que los venció el 26 de noviembre. Si cae St. Louis ante los Bucs, los Saints buscarán la manera de potencialmente eliminar a sus rivales de división la semana siguiente.

Otro descalabro del cual St. Louis intenta recuperarse es el menguado nivel de su defensiva. Nunca fue un portento, pero la defensiva comenzó a jugar tan mal bajo la tutela del coordinador Peter Giunta, que los Rams trajeron del retiro a Bud Carson, para que se conviertiera en über-coordinador. Carson reconoce que su personal es veloz, pero liviano -no frenarán la corrida contraria- así que los tiene lanzando cargas contra el pase y la corrida. El apoyador London Fletcher se ha beneficiado de este esquema y tuvo dos capturas la semana pasada.

Desgraciadamente para Carson y compañía, forman la novena peor defensiva de la liga. Ceden 4.2 yardas por acarreo y le han permitido 100 yardas a ocho oponentes esta campaña. Pero el equipo dirigido por Mike Martz se preocupa sólo un poco de su defensiva, porque los Rams ganan con su ofensiva de alto octanaje. St. Louis necesita 78 puntos en sus últimos dos partidos para establecer la marca de más puntos anotados en una temporada regular en la NFL. Tienen posibilidades de lograrlo porque promedian 37 puntos por encuentro. Pero en estas dos últimas semanas, les tocan dos de las ocho mejores defensivas de la liga.

LOS BUCS ANSÍAN VENGARSE
A Tampa Bay le supo muy amarga esa derrota en año pasado en el TransWorld Dome. Los Rams avanzaron 59 yardas totales por tierra en 24 acarreos. Soltaron el balón una vez y lanzaron tres intercepciones, pero el mariscal Shaun King de Tampa Bay no supo aprovechar esos regalos de su defensiva. Entre temporadas, el equipo de Tony Dungy reforzó su línea ofensiva, adquiriendo a Randall MacDaniel y a Jeff Christy y también le trajeron ayuda a King al empeñar parte de su futuro para adquirir a Keyshawn Johnson. Los Bucs están estrucutrados para llegar al Super Bowl este año-cuando se celebra en Super Bowl en su casa.

La ofensiva de Tampa Bay ha pistoneado este año, pero su mejoría es innegable: King ha acumulado 2,276 yardas aéreas y el equipo está a cuatro touchdowns de establecer una marca de franquicia de touchdowns en una temporada. Mejor aún, en esta última racha, jugadores distintos han asumido la posición de líder ofensivo, un muy buen augurio.

St. Louis volverá a atacar fierro a fondo, como lo hizo la semana pasada en su espectacular destrucción de los Minnesota Vikings. Me di cuenta que los Rams estaban inspirados cuando las patadas de Jeff Wilkins se encajaron en lo profundo de la zona de anotación. Los Rams explotaron con 508 yardas ofensivas y cinco acarreos anotadores.

WARNER ENFRENTARÁ EL 'BUCBALL'
Warner buscará pasarle a Isaac Bruce, Torry Holt y a Az-Zahir Hakim, un trío de receptores veloces y habilidosos. El promedio de yardas por atajada de Holt (19.8) supera al de todos los receptores de 13 equipos en la NFL. Faulk, al igual que el pasado 23 de enero, correrá poco, porque Tampa Bay lanzará a sus cuatro animales al frente a ponerle presión a Warner y a él, entonces tendrá que quedarse a ser bloqueador o válvula de escape. Los titulares de la línea defensiva de los Bucs-Chidi Ahanotu, Warren Sapp, Anthony McFarland y Marcus Jones tienen más capturas combinadas que 18 equipos en la liga.

Tampa Bay usará la misma defensiva cautelosa que empleó en la final de conferencia. Cuatro linieros atacarán al mariscal, y la secundaria dejará que los Rams completen pases cortos frente a su cobertura de zona. Cualquier receptor que se vaya profundo será doble marcado. Buscan que los Rams pierdan la paciencia, o no ejecuten y despejen-algo que han hecho este año sólo 37 veces (un promedio de 2.6 por encuentro). Ese estilo de juego ha adquirido nombre en Tampa: 'Bucball'. En la zona roja, los Bucs apretarán el torniquete: es el cuarto mejor equipo en la NFL al permitir touchdowns en sólo un tercio de las ocasiones que sus contrarios invaden sus últimas 20 yardas.

St. Louis quebrará esquemas ofensivos juiciosamente. Anticipen rodadas de Warner a su derecha, para evadir la presión de Tampa Bay y permitir que sus receptores extiendan sus rutas y logren separarse de sus marcas. Anticipen jugadas de pantalla con Faulk, quizas acarreos reversibles. Martz quiere confundir a los Bucs, quienes pienso abrirán con su ofensiva básica. Los cinco touchdowns por tierra la semana pasada es una señal inequívoca de que St, Louis quiso desarrollar esa capacidad para el partido de esta semana.

¡CUIDADO CON ENTREGAR EL BALÓN!
Tampa Bay también cuenta con errores de los Rams: el diferencial de errores de los Bucs es de +12 y el de St. Louis es de -9. Tras tres semanas donde acumularon 14 pérdidas de balón, los campeones vigentes no soltaron prenda la semana pasada-claro está, contra un equipo de Minnesota que no le arrebata una paleta a un infante. La agresividad de St. Louis podría acabar siendo su peor enemigo. Esta vez jugarán en el Raymond James, no en casa.

Tampa Bay ahora recobra la contribución de Mike Alstott, quien ha tenido una temporada desigual. Por algo le llaman el 'A-train'-físicamente muele a los contrarios. Pero este año promedia sólo 3.6 yardas por acarreo y su problema con los balones sueltos ha regresado, restándole confianza. Está por verse qué nivel tiene después de pasar cuatro semanas fuera tras torcerse el LCM en su rodilla izquierda. Ante su ausencia, Warrick Dunn ha florecido como opción, sumando 210 yardas por tierra contra Dallas.

King no lanza muchos pases (ha promediado 16 intentos en las últimas tres semanas) y típicamente se enfoca en Johnson, quien atraviesa por una temporada de ajustes en su primer año con los Bucs. Keysahwn tiene sólo 10 capturas en sus últimas tres apariciones. El ala cerrada Dave Moore tiene solamente una en los últimos dos partidos. Reidel Anthony no tiene pases atrapados en los últimos tres encuentros-Jacquez Green sumó sólo dos en los últimos dos. Algo me dice que esto cambiará el lunes. King buscará variar sus blancos y quizás busque a Johnson o a Moore por el medio de la defensiva Ram.

TAMPA BAY SIMPLIFICA SU OFENSIVA
La ofensiva de Tampa Bay busca simplificar los pases que lanzará King, quien no ha lanzado un pase anotador en los últimos 18 cuartos. Grant Wistrom (11 capturas) y Kevin Carter (8.5) buscarán la corona de King toda la noche. Pero la secundaria de los Rams, sobre todo en formaciones de 'nickel' y 'dime', es vulnerable. No cabe duda que los Buccaneers intentarán correr con el balón detrás de sus linieros Pete Pierson, McDaniel, Christy, Frank Middleton y Jerry Wunsch. En su reciente racha de seis triunfos en los últimos siete partidos, han promediado 32 acarreos y 20 intentos de pase. El lunes, sobre todo en la primera mitad, darán comienzo al proceso de desgaste de la defensiva visitante.

Los cuadros especiales de ambos equipos sobresalen. Hakim encabeza la NFL con 17 yardas por devolución de despeje. Tony Horne tiene una devolución de 103 yardas hasta la anotación este año, pero los Rams son el segundo peor equipo devolviendo patadas iniciales en la NFC. Tampa Bay es el peor, con el novato Aaron Stecker devolviendo un promedio de 23 yardas. Los cubre-patadas de los Bucs son los cuartos mejores de la NFL, permitiendo a sus contrarios comenzar sus marchas en la yarda 26. Martín Gramática ha justificado ampliamente su selección al Pro Bowl y en casa podría convertir goles de campo de más de 50 yardas con confianza (cinco de siete de 50 yardas o más este año) y podría muy bien definir este partido. Wilkins demostró la semana pasada que su pierna se ha recuperado, aunque cabe mencionar que su actuación fue en un domo.

PREDICCIÓN

TAMPA BAY 27, ST. LOUIS 21

La cadena ABC transmite Monday Night Football en español en los Estados Unidos a través del segundo canal de audio, el canal SAP. Use el control remoto de su televisor para escuchar MNF en su idioma, buscando el SAP (o MTS, como también se le conoce) dentro de sus opciones de audio. La cajas de cabale digital también proporcionan esa opción sin importar que televisión tenga . Por favor consulte la página de SAP en From the Booth.

 
  ESPN.com:  HELP |  ADVERTISER INFO |  CONTACT US |  TOOLS |  SITE MAP
Copyright ©2000 ESPN Internet Group. Terms of Use and Privacy Policy and Safety Information are applicable to this site. Employment opportunities at ESPN.com.
 




ALSO SEE
SAP preview -- Cowboys vs. Titans

SAP

Alvaro Martin's Bio

Roberto Abramowitz's Bio

Roberto Abramowitz's spanish bio

Alvaro Martin's spanish bio

Segundo Programa de Audio


SEARCH