El crudo despertar del San Paolo

Ni Maradona ni Messi. Nadie pudo reencontrarse con aquel cartel que prometía espectáculo. Las sombras de estos dos genios desaparecieron en algún rincón del Estadio.