Un encuentro con el pasado

Vuelvo al estadio donde dejé la pasión por unos colores. A recordar cómo era aquello tan excitante y tan alejado de quien soy hoy. Me quiso traer el colega Sergio Levinsky.