Griezmann es el culpable

Griezmann no ha generado el futbol que el Barcelona esperaba o el impacto que necesitaba. Además, el Liverpool quiere ser el mejor club de toda la historia y por ese camino va.